Beneficios del yoga online

Beneficios del yoga online

Actualmente es posible realizar cualquier tipo de formación online y estudiar desde casa. Si quieres aprender yoga también puedes hacerlo desde cualquier dispositivo electrónico, incluso accediendo desde tu móvil, bien mediante la suscripción a algún canal de vídeos gratuito, o inscribiéndote a algún curso online, puedes aprender los pasos y claves necesarios para iniciarte en el mundo del yoga.

Practicar yoga online tiene muchos beneficios y ventajas:

Libertad de horarios. Seguir unas clases online (salvo que participes en una sesión en directo con un horario predeterminado) te permite una gran flexibilidad de horarios, ya que lo puedes practicar a la hora y en el momento que tu decidas. Además, los cursos y programas de yoga online suelen dejarte acceso a las clases grabadas si no has podido seguirlas en directo.

Ahorro económico. El seguir clases online te conlleva un ahorro económico importante ya que evitas desplazamientos y, por tanto, posibles gastos en transporte público o gasolina. Además, el precio de las clases online es mucho más asequible que las presenciales y hay packs o programas formativos que puedes abonar a plazos.

Facilidad al seleccionar el espacio donde seguir las clases online. Si bien es conveniente elegir un lugar en tu hogar y acondicionarlo para la práctica del yoga, para que cada vez que lo quieras practicar tu mente lo asocie y sea más sencillo conectar contigo mismo y tu yo interior, además de establecerlo como un hábito en tu rutina, el poder seguir las clases desde cualquier parte te permite realizarlas desde un parque, un espacio natural al aire libre o cualquier sitio donde tengas la oportunidad.

Ser tú mismo. Aunque al practicar yoga en grupo de forma presencial te puedes impregnar de la energía positiva de los demás y compartir tu afición, lo cierto es que es inevitable compararte con los demás y sentir cierta inseguridad sobre todo si eres principiante y no controlas la práctica de algunas posturas, por lo que, al guiarte de forma online y en soledad, puedes dejarte llevar sin miedos ni comparaciones.

Desarrollar una profunda conciencia interior. En relación con el apartado anterior, al practicar tu mismo e ir progresando adaptando las sesiones de yoga a tus propias necesidades puede ser más fácil conectar con tu interior.

Mejorar asanas específicas. Al no tener que seguir una clase concreta y con un tiempo determinado, puedes dedicar más tiempo a practicar una misma postura y perfeccionarla hasta aprovecharla al máximo.

Aliviar el estrés o la ansiedad. Uno de los beneficios del yoga es la disminución de los niveles de estrés y ansiedad. Al poder practicarlo en cualquier momento del día, lo puedes utilizar para calmar cualquier situación o momento difícil y mejorar tu estado de ánimo.

Elegir nivel y estilo. Buscando cursos en la red puedes encontrar infinidad de variantes y tipos de yoga, además de cursos específicos orientados a profundizar en un único aspecto, como técnicas avanzadas de respiración o meditación. Además, puedes inscribirte en diferentes niveles, desde yoga para principiantes hasta niveles más avanzados o formarte incluso como monitor o profesor de yoga si quieres aprender de un modo profesional.

No obstante, también debes tener en cuenta un inconveniente de las clases online, y es que al no tener la obligación marcada de asistir a clases, es más fácil que pierdas la motivación, por lo que es importante que pruebes diferentes formaciones y encuentres un instructor con el que conectes y te anime a avanzar en tus propósitos, aunque al final será trabajo de ti mismo y tu propia concienciación el no abandonar su práctica y seguir disfrutando sus beneficios. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *