Articulaciones moviles

4 tipos de articulaciones móviles

Una articulación, también conocida como superficie articular, es una conexión que se produce entre los huesos del sistema óseo. Las articulaciones proporcionan los medios para el movimiento. El tipo y las características de una articulación determinada determinan su grado y tipo de movimiento. Las articulaciones pueden clasificarse según su estructura y función.

Las articulaciones fibrosas están unidas por un tejido conectivo denso y resistente, rico en fibras de colágeno. Estas articulaciones fijas o inamovibles suelen estar entrelazadas con bordes irregulares. Existen tres tipos de articulaciones fibrosas.

Las suturas son los tipos de articulaciones que se encuentran en el cráneo (cráneo). Los huesos están unidos por fibras de Sharpey. La naturaleza de las suturas craneales permite cierto movimiento en el feto. Sin embargo, se vuelven mayormente inamovibles a medida que el individuo envejece, aunque un movimiento muy ligero permite cierta elasticidad craneal necesaria. Estas articulaciones rígidas se denominan sindrómicas.

Las sindesmosis se encuentran entre los huesos largos del cuerpo, como las articulaciones radiocubital y tibiofibular. Estas articulaciones fibrosas móviles también se denominan anfiartrodiales. Tienen un rango de movimiento menor que las articulaciones sinoviales.

Articulaciones de libre movimiento

Las articulaciones se mantienen unidas y se apoyan en bandas resistentes de tejido conectivo llamadas ligamentos. Los cartílagos lisos evitan la fricción cuando los huesos se mueven unos contra otros. En las articulaciones de libre movimiento, toda la articulación está encerrada en una membrana llena de líquido sinovial lubricante, que ayuda a proporcionar una amortiguación adicional contra el impacto.

Los músculos están unidos a los huesos mediante bandas gruesas y resistentes de tejido conectivo denominadas tendones. En los lugares donde los tendones se encuentran cerca del hueso, hay unos pequeños sacos llamados bursas que se sitúan entre el tendón y el hueso para reducir la fricción. Las bursas están llenas de líquido sinovial. Afecciones articulares

Descargo de responsabilidad del contenido El contenido de este sitio web se proporciona únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, un servicio, un producto o un tratamiento no respalda en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico u otro profesional sanitario registrado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía completa sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que busquen siempre el asesoramiento de un profesional de la salud registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Salud no asumirán ninguna responsabilidad por la confianza que cualquier usuario deposite en los materiales contenidos en este sitio web.

Ejemplos de articulaciones móviles

El cuerpo humano tiene 206 huesos, y cada uno de ellos está conectado al hueso o huesos adyacentes mediante una articulación. Existen diferentes tipos de articulaciones que varían en cuanto a su flexibilidad y a la forma en que están formadas, así como al lugar en que se encuentran en el cuerpo. Los dos tipos principales de articulaciones son las articulaciones móviles y las inamovibles.

Las articulaciones son las zonas de los huesos que se conectan a través de los ligamentos. Aprenda más sobre dónde están conectados sus huesos, cómo se mueven, sus propósitos, las articulaciones inamovibles y ligeramente móviles, los tipos de articulaciones libremente movibles y el líquido sinovial.

La sangre está compuesta por plasma que transporta oxígeno y nutrientes a diferentes partes del cuerpo. Aprenda más sobre la sangre y el plasma, así como sus componentes y funciones para ayudar a regular los procesos dentro del cuerpo.

Las articulaciones permiten el movimiento del cuerpo al servir como estructuras flexibles entre los huesos. Conozca las articulaciones fibrosas, las articulaciones cartilaginosas y los seis tipos de estructuras articulares sinoviales, explore su funcionamiento en el cuerpo y comprenda la finalidad de las articulaciones compuestas.

Articulaciones móviles e inmóviles

Las sinartrosis son articulaciones inmóviles. La forma singular es la sinartrosis. En estas articulaciones, los huesos entran en contacto muy estrecho y sólo están separados por una fina capa de tejido conectivo fibroso. Las suturas del cráneo son ejemplos de articulaciones inamovibles.

Las articulaciones ligeramente móviles se denominan anfiartrosis. La forma singular es la anfiartrosis. En este tipo de articulación, los huesos están unidos por cartílago hialino o fibrocartílago. Las costillas unidas al esternón por cartílagos costales son articulaciones ligeramente móviles unidas por cartílago hialino. La sínfisis púbica es una articulación ligeramente móvil en la que hay una almohadilla de fibrocartílago entre los dos huesos. Las articulaciones entre las vértebras y los discos intervertebrales también son de este tipo.

La mayoría de las articulaciones del cuerpo adulto son diartrosis, o articulaciones libremente móviles. La forma singular es la diartrosis. En este tipo de articulación, los extremos de los huesos opuestos están cubiertos de cartílago hialino, el cartílago articular, y están separados por un espacio llamado cavidad articular. Los componentes de las articulaciones están encerrados en una densa cápsula articular fibrosa. La capa externa de la cápsula está formada por los ligamentos que mantienen unidos los huesos. La capa interna es la membrana sinovial que segrega líquido sinovial en la cavidad articular para su lubricación.