Ejercicios para el psoas

Ejercicios para el psoas

Ejercicios para el psoas 2022

músculo psoas

A continuación te presentamos algunas técnicas de estiramiento para mejorar la longitud de tu músculo iliopsoas.  Estiramiento de la zancada del músculo psoasEstiramiento de la zancada:  Comienza en posición de embestida, con la cadera que estás estirando como pierna trasera. Mueve las caderas y el torso hacia delante todo lo que puedas y asegúrate de que la rodilla trasera no se desliza hacia delante. Mantén el torso erguido y el pecho hacia delante. Puedes añadir un mayor estiramiento incorporando una inclinación pélvica anterior, metiendo los glúteos por debajo de ti y moviendo el hueso pélvico hacia ti.

Estiramiento Thomas del músculo psoasEstiramiento Thomas:  Túmbate en el borde de una cama/mesa y tira de la rodilla hacia ti. Deje que la otra pierna cuelgue del borde de la cama y manténgala relajada. Debe sentir un tirón en la parte delantera de la cadera o del muslo. Este estiramiento es para la pierna que cuelga.

Estas son las dos posiciones principales que utilizo para estirar los flexores de la cadera, y las que recomiendo a mis pacientes. Sin embargo, hay muchas progresiones que incorporan diferentes músculos y diferentes partes del cuerpo en un solo estiramiento que puedes probar si encuentras que estos dos no te dan mucho estiramiento.  Estiramientos alternativos Músculo psoas

ejercicio del músculo masetero

El psoas ha sido objeto de muchas acusaciones y culpas por causar patrones de movimiento alterados en el ámbito de la ciencia del movimiento humano, y con razón. Somos un pueblo con la cadera flexionada, producto de una sociedad sentada en una silla. Hasta que el paradigma social se aleje de la flexión constante de la cadera, nosotros, en las industrias del entrenamiento personal y del fitness, deberíamos hacer nuestra debida diligencia para seguir un modelo apoyado de ejercicio correctivo (CEx). Uno que nos permita identificar la disfunción del psoas, desarrollar un plan de acción, implementar el CEx y hacer un seguimiento del progreso del cliente.

Un psoas hipertónico no sólo se limita a patrones de movimiento o ROM deficientes, sino que puede ser el origen de dolor lumbar, dolor de rodilla, pinzamiento de cadera y dolor de la articulación sacroilíaca (ASI). La retroalimentación neuromuscular y sensomotora de un psoas tenso puede inhibir recíprocamente al glúteo mayor, lo que conduce a subsistemas oblicuos posteriores y laterales disfuncionales, dominancia sinérgica, acoplamiento de fuerza alterado y discinesia artrocinemática. El transverso del abdomen también puede inhibirse recíprocamente en la región lumbar, lo que conduce a la inestabilidad intervertebral. También es importante tener en cuenta que el psoas no suele estar tenso de forma aislada, lo que significa que todos los demás músculos flexores de la cadera están tensos, ya sea neuromuscularmente o mecánicamente mediante un acortamiento adaptativo. Otros flexores de la cadera son el iliaco, el recto femoral, el tensor de la fascia lata (TFL), el sartorio e incluso los aductores anteriores.

ejercicios para el iliopsoas banda de resistencia

El músculo psoas forma parte de un gran grupo de músculos llamados flexores de la cadera. Es el principal conector entre el tronco y los miembros inferiores, ya que se origina en las 12 vértebras torácicas y se inserta en el interior del fémur.

Su acción principal es flexionar desde las caderas y tirar de las piernas hacia el pecho, por ejemplo, al subir escaleras. Estos músculos también se utilizan al hacer senderismo, correr, bailar, caminar, sentarse y hacer abdominales. El iliaco y el psoas mayor forman el iliopsoas, que está rodeado por la fascia ilíaca. En conjunto, desempeñan un papel importante en el movimiento y la estabilización de la pelvis.

La tensión del psoas puede provocar espasmos o dolores lumbares al comprimir los discos lumbares, lo que da lugar a problemas posturales, como la lordosis lumbar. Debido al estrés o a la actividad repetitiva, al estar sentado durante largos periodos de tiempo, la contracción constante del músculo psoas limita la amplitud de movimiento de las articulaciones de la cadera y ejerce presión sobre los flexores de la cadera circundantes, provocando un desequilibrio en la pelvis.