Estiramientos de aductores e isquiotibiales

Estiramientos de aductores e isquiotibiales

Estiramiento de aductores en bipedestación

Explorar activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

El grupo de músculos aductores, más conocido como inguinales, es un conjunto de cinco músculos que llevan la pierna hacia el centro del cuerpo. En la mayoría de los aductores, un extremo del músculo se une al hueso púbico; el otro se une en el hueso del muslo (fémur) o cerca de él.

También conocidos como músculos de la cara interna del muslo, los aductores trabajan en oposición a los abductores, que se encuentran en la parte externa de la cadera. La función de los abductores es opuesta a la de los aductores: alejar la extremidad inferior de la línea media del cuerpo.

La clave aquí es trabajar en una zona segura que te ofrezca algún reto de estiramiento pero en la que también sientas que puedes manejarte sin excesivas molestias. En otras palabras, no llegue al punto en el que la espalda, la cadera o la articulación sacroilíaca se sientan desviadas.

Estiramiento de los isquiotibiales internos

Muchas lesiones inguinales se desarrollan debido a la mala calidad de los tejidos de esta zona. Lo que suele ocurrir es que los aductores se fibrosan y desarrollan adherencias porque son débiles o están sobrecargados. Una evaluación de la tensión de la longitud podrá determinar si necesita un tratamiento de los tejidos blandos en esta zona.

Si sus aductores están restringidos, es difícil rotar externamente en la cadera, lo que significa que produce menos par y no recluta los músculos correctos. Esto tiene un efecto negativo en la fuerza total producida.

Otra razón por la que es importante abordar esta área es porque los aductores tensos pueden contribuir a una inclinación anterior. Consulta nuestro reciente post «Deja de estirar los isquiotibiales» para leer más sobre la inclinación pélvica anterior y las formas de corregirla.

Estiramiento de los abductores

Los cuádriceps se ignoran con demasiada frecuencia o se les presta poca atención en las rutinas de estiramiento. El recto femoral, en particular, debe estirarse con frecuencia para evitar que la pelvis de ese lado entre en rotación anterior, pero también los grupos externo e interno del cuádriceps (vasto lateral y vasto medial) pueden contribuir a la rigidez de la cadera cuando no se estiran con regularidad. Y la rigidez de la cadera puede contribuir al dolor de espalda.Objetivo – Alargar los músculos del cuádriceps

CURSOS ACTUALESSANAR LA RAÍZ OCULTA DEL DOLOR: Autotratamiento para el síndrome del iliopsoas (2013)ESTIRAMIENTOS PARA ALIVIAR EL DOLOR Y MEJORAR LA FLEXIBILIDAD: La guía completa de los estiramientos activos aislados (2020)LOTE DE 2 CURSOS CON DESCUENTO: Oferta por tiempo limitadoMINICURSO GRATUITO: Aliviar el dolor lumbar

Dolor en los isquiotibiales internos

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

El dolor de ingle puede deberse a muchas causas, como la tensión y debilidad de los músculos de la ingle (aductores) o los tirones o distensiones de la ingle. La mejor manera de tratar los problemas de ingle es una rutina de ejercicios completa que aborde varias regiones del cuerpo o lesiones previas.

Aunque se recomienda trabajar con un fisioterapeuta o un entrenador deportivo cualificado para diseñar la rutina perfecta para su condición, hay algunas medidas preventivas que puede tomar para ayudar a tratar la tensión inguinal por su cuenta.

Un programa consistente de calentamiento y estiramiento después del entrenamiento puede ser un buen punto de partida. La siguiente serie de ejercicios puede utilizarse como programa de estiramiento después de cada sesión de entrenamiento para ayudar a tratar el dolor inguinal y prevenir futuros tirones en la ingle.