Pranayama ejercicios

Pranayama ejercicios

técnicas de pranayama para principiantes

Principio de la páginaAccionesSituación general¿Has notado alguna vez cómo respiras cuando te sientes relajado? La próxima vez que estés relajado, tómate un momento para notar cómo se siente tu cuerpo. O piense en cómo respira cuando se despierta por la mañana o justo antes de dormirse. Los ejercicios de respiración pueden ayudarte a relajarte, porque hacen que tu cuerpo se sienta como cuando ya estás relajado. La respiración profunda es una de las mejores formas de reducir el estrés en el cuerpo. Esto se debe a que cuando se respira profundamente, se envía un mensaje al cerebro para que se calme y se relaje. El cerebro envía entonces este mensaje a tu cuerpo. Las cosas que ocurren cuando estás estresado, como el aumento del ritmo cardíaco, la respiración rápida y la presión arterial alta, disminuyen a medida que respiras profundamente para relajarte. ¿Cómo se hacen los ejercicios de respiración? Hay muchos ejercicios de respiración que puedes hacer para relajarte. El primer ejercicio, la respiración abdominal, es fácil de aprender y de realizar. Es mejor empezar por ahí si nunca has hecho ejercicios de respiración. Los otros ejercicios son más avanzados. Todos estos ejercicios pueden ayudarle a relajarse y a aliviar el estrés. Respiración abdominal La respiración abdominal es fácil de hacer y muy relajante. Prueba este ejercicio básico siempre que necesites relajarte o aliviar el estrés.

tipos de pranayama con imágenes

«Pranayama es el control de la Respiración». «Prana» es el Aliento o la energía vital en el cuerpo. En los niveles sutiles, prana representa la energía pránica responsable de la vida o fuerza vital, y «ayama» significa control. Así que Pranayama es «Control de la Respiración».

Uno puede controlar los ritmos de la energía pránica con el pranayama y lograr un cuerpo y una mente sanos. Patanjali en su texto de Yoga Sutras menciona el pranayama como medio para alcanzar estados superiores de conciencia, menciona la contención de la respiración como práctica importante para alcanzar el Samadhi. El Hatha Yoga también habla de 8 tipos de pranayama que harán que el cuerpo y la mente estén sanos.

Cinco tipos de prana son responsables de varias actividades pránicas en el cuerpo, son Prana, Apana, Vyan, Udana y Samana. De estos, Prana y Apana son los más importantes. Prana fluye hacia arriba y Apana fluye hacia abajo. La práctica del Pranayama logra el equilibrio en las actividades de estos pranas, lo que resulta en un cuerpo y una mente saludables.

Los dos primeros dedos de la palma de la mano derecha deben estar curvados y los dos últimos deben mantenerse rectos y juntos. Ahora endereza el pulgar y doblando la mano derecha en el codo, coloca los dedos curvados de tal manera que se acerquen a los labios. Mantenga la mano desde el hombro hasta el codo pegada al pecho. Mantenga el pulgar de la mano derecha en el lado derecho de la nariz y los dos últimos dedos en el lado izquierdo de la nariz. Ahora presionando el pulgar se puede cerrar la cavidad nasal del lado derecho y presionando los dos últimos dedos se puede cerrar la cavidad del lado izquierdo. La presión debe ser ligera y sobre justo debajo del hueso nasal, donde comienza la parte carnosa. Con esta disposición de los dedos, se puede cerrar cualquiera de las dos fosas nasales. Aquí sólo se espera el movimiento del pulgar y de los dos últimos dedos.

anulom-vi… pranayama

Además de sostener la vida, la mente, el cuerpo y la respiración están tan íntimamente conectados que se influyen mutuamente. La forma en que respiramos está influenciada por nuestro estado de ánimo y, a su vez, nuestros pensamientos y nuestra fisiología pueden verse influidos por nuestra respiración. Las prácticas de respiración profunda preconizadas en la formación avanzada de yoga pueden tener un impacto positivo en nuestra fisiología, tanto del cuerpo como de la mente.

Durante miles de años, el yoga y el ayurveda han empleado técnicas de respiración (pranayama) para mantener, equilibrar y restaurar la salud física, mental, emocional y espiritual. Se obtienen varios beneficios fisiológicos, logrados a través del control de la respiración.

El ejercicio respiratorio más sencillo para calmar tanto el sistema nervioso como la mente sobrecargada es una forma de respirar temporizada en la que la exhalación es más larga que la inhalación. Esto reduce el tono del sistema nervioso simpático (respuesta de lucha o huida) mientras activa el sistema nervioso parasimpático (respuesta de descanso, relajación y digestión). Respirar de esta manera durante al menos cinco minutos provocará una diferencia en tu estado de ánimo general. Cualquiera puede hacer este ejercicio sin tener que consultar a un profesor.

asana, pranayama, mudra, ba…

Aunque el cambio y los retos forman parte de la vida, ¿qué pasaría si pudiéramos gestionar eficazmente nuestra respuesta al estrés y no sólo sobrevivir, sino prosperar en el acelerado mundo actual? Muchos consideran que el Pranayama, o respiración yóguica, es un cambio de juego absoluto, ya que la respiración es una de las puertas de entrada más fáciles al sistema nervioso humano. Una práctica diaria de Pranayama estimula la respuesta natural de relajación del cuerpo, creando una sensación de calma que disminuye el ritmo cardíaco, la presión arterial y la tensión muscular. También te ayuda a reconectar con tu cuerpo y a alejar tu conciencia del parloteo de tu mente. Dado que cada estado emocional que experimentamos tiene asociado un patrón de respiración correspondiente, cuando dedicamos varios minutos al día a regular conscientemente nuestra respiración, rompemos nuestros patrones inconscientes de respiración y, por tanto, los patrones emocionales y de pensamiento inconscientes. Intenta incorporar alguna de ellas cada día durante dos semanas: