Respiracion en yoga

Respiracion en yoga

pranayama, la respiración del yoga

Sin embargo, el pranayama, el cuarto de los ocho miembros del yoga, a menudo no se tiene en cuenta en la esterilla. Como ocurre de forma inconsciente, no tenemos que pensar en la respiración. Al prestar atención a la respiración, puedes equilibrar los cuerpos mental, físico y sutil, y abrir todo un nuevo reino de posibilidades y descubrimientos en tu práctica de yoga.

Coordinar tu respiración con las instrucciones del profesor puede resultar a menudo confuso, especialmente cuando eres nuevo en el yoga. Espera, ella está diciendo que inhales, pero yo estoy exhalando. Si tu respiración no está sincronizada, puedes pensar en las instrucciones del profesor como un recordatorio general para seguir respirando mientras te mueves por las posturas. Como regla general, intenta exhalar cuando te inclinas hacia delante e inhalar cuando abres el pecho y expandes la parte delantera del cuerpo.

En la mayoría de los casos, sí. La nariz es un filtro natural para el aire, que calienta o enfría el aire antes de que llegue a los pulmones y te protege contra unos 20.000 millones de partículas de materia extraña cada día.

el poder de la respiración: el yoga brea…

Hace unas semanas, mi hijo de siete años, Hayes, me dijo que tenía problemas para conciliar el sueño. Me dijo que tenía «muchos pensamientos» por la noche y que no podía dejar de pensar. Le hablé de una práctica de respiración que le había enseñado a su hermano mayor, Calder, unos años antes, y le sugerí a Hayes que la probara mientras estaba tumbado en la cama por la noche para ayudarle a relajarse y dormirse. La práctica era sencilla: unos minutos de respiración diafragmática seguidos de unos minutos de prolongación consciente y suave de cada exhalación.

«¿Quizás te gustaría probarlo?» le dije a Hayes. «Creo que a tu hermano le sirvió a veces, y quizá a ti también te ayude». Justo entonces, Calder, que había pasado por la habitación, anunció: «Te equivocas, mamá». Contuve la respiración, preguntándome si le diría a Hayes que mi consejo no iba a funcionar. «No me ayuda a veces», dijo con naturalidad. «Me ayuda todo el tiempo».

Me quedé gratamente sorprendido. No me había dado cuenta de que Calder seguía utilizando la práctica que yo le había enseñado tres años antes. Mientras me arrodillaba en el suelo del salón para enseñar a Hayes la misma práctica, recordé que el pranayama, el cuarto de los ocho miembros del yoga descritos en el Yoga Sutra de Patanjali, no tiene por qué ser complicado.

pranayama más allá del fundamen…

Sé que no lo entendí del todo hasta que hice la formación de profesor de yoga. Así que si alguna vez te has preguntado por qué tu instructor te dice que saques la lengua o bombees el estómago, este artículo es para ti.  El pranayama, o control de la respiración, es un aspecto enorme de la práctica del yoga. Prana es nuestra energía vital, o «fuerza vital». Yama es la capacidad de controlar esa fuerza vital. Hemos recopilado siete tipos diferentes de ejercicios de pranayama, a continuación, explicando cómo hacerlos y por qué querrías hacerlo.

El pranayama ujjayi, que se practica a menudo en las clases de Vinyasa y Ashtanga, fomenta una apertura profunda de los pulmones.  Ujjayi se conoce a menudo como la respiración del océano por el sonido que hacemos al exhalar. En la respiración ujjayi, aprendemos a contraer suavemente la garganta, creando resistencia, lo que a su vez crea un sonido similar al de las olas al chocar en una playa. El propósito de la respiración ujjayi es encontrar un equilibrio entre la fuerza y la calma. La respiración larga y lenta crea quietud en nuestra mente, mientras que la profundidad de esta respiración nos ayuda a bajar a tierra y a entrar en contacto con nuestra fuerza interior.  El pranayama Ujjayi aumenta el calor interno del cuerpo, lo que lo convierte en la respiración perfecta para utilizar durante la práctica de yoga. También aumenta la energía y fomenta una cualidad meditativa, incluso a través del movimiento.

5 ejercicios de respiración de yoga

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

La respiración en tres partes (Dirga Pranayama) es uno de los ejercicios de respiración más tranquilizadores y enraizados que se pueden realizar. Ayuda a centrar la atención en el momento presente y a sintonizar con las sensaciones del cuerpo físico.  Por estas razones, a menudo se enseña al principio de las clases de yoga como una forma de transición de los estudiantes de sus vidas cotidianas en el tiempo que han reservado para el yoga. Si practicas en casa, puede funcionar de la misma manera. Haz este pranayama cuando te pongas por primera vez en la esterilla para sacudirte el día y prepararte para la práctica.

La respiración profunda te ayudará a oxigenar la sangre, nutriendo todo tu cuerpo. Cuando estás estresado, tu respiración puede ser rápida y superficial. Una respiración intencionada como la de esta práctica te ayudará a calmarte. Un mayor flujo de oxígeno al cerebro le ayudará a estar más concentrado y alerta. Esta técnica se enseña para aliviar el estrés e incluso para hacer frente a los ataques de pánico.  Puedes utilizarla a lo largo del día siempre que sientas tensión.