Rotacion anatomia

Rotacion anatomia

Rotación del pulgar

El movimiento, el proceso de desplazamiento, se describe con términos anatómicos específicos. El movimiento incluye el movimiento de órganos, articulaciones, extremidades y secciones específicas del cuerpo. La terminología utilizada describe este movimiento según su dirección en relación con la posición anatómica de las articulaciones. Los anatomistas utilizan un conjunto unificado de términos para describir la mayoría de los movimientos, aunque son necesarios otros más especializados para describir la singularidad de los movimientos, como los de las manos, los pies y los ojos.

En general, el movimiento se clasifica según el plano anatómico en el que se produce. La flexión y la extensión son ejemplos de movimientos angulares, en los que dos ejes de una articulación se acercan o se alejan. Los movimientos de rotación pueden producirse en otras articulaciones, por ejemplo el hombro, y se describen como internos o externos. Otros términos, como elevación y depresión, describen el movimiento por encima o por debajo del plano horizontal. Muchos términos anatómicos derivan de términos latinos con el mismo significado.

Movimiento de rotación

Las articulaciones sinoviales permiten al cuerpo una enorme variedad de movimientos. Cada movimiento en una articulación sinovial es el resultado de la contracción o relajación de los músculos que están unidos a los huesos a ambos lados de la articulación. El tipo de movimiento que puede producirse en una articulación sinovial viene determinado por su tipo estructural. Mientras que la articulación esférica ofrece la mayor amplitud de movimiento en una articulación individual, en otras regiones del cuerpo, varias articulaciones pueden trabajar juntas para producir un movimiento concreto. En general, cada tipo de articulación sinovial es necesario para proporcionar al cuerpo su gran flexibilidad y movilidad. Hay muchos tipos de movimiento que pueden producirse en las articulaciones sinoviales (Tabla 1). Los tipos de movimiento suelen estar emparejados, siendo uno de ellos el opuesto al otro. Los movimientos corporales se describen siempre en relación con la posición anatómica del cuerpo: postura erguida, con los miembros superiores a un lado del cuerpo y las palmas de las manos hacia delante.

La flexión y la extensión son movimientos que tienen lugar dentro del plano sagital e implican movimientos anteriores o posteriores del cuerpo o de las extremidades. En el caso de la columna vertebral, la flexión (flexión anterior) es una flexión anterior (hacia delante) del cuello o del cuerpo, mientras que la extensión implica un movimiento dirigido hacia atrás, como enderezarse desde una posición flexionada o doblarse hacia atrás.  La flexión lateral es la flexión del cuello o del cuerpo hacia el lado derecho o izquierdo. Estos movimientos de la columna vertebral implican tanto la articulación sinfisaria formada por cada disco intervertebral, como la articulación sinovial de tipo plano formada entre las apófisis articulares inferiores de una vértebra y las apófisis articulares superiores de la vértebra inmediatamente inferior.

Rotación medial

El movimiento, el proceso de desplazamiento, se describe utilizando términos anatómicos específicos. El movimiento incluye el movimiento de órganos, articulaciones, extremidades y secciones específicas del cuerpo. La terminología utilizada describe este movimiento según su dirección en relación con la posición anatómica de las articulaciones. Los anatomistas utilizan un conjunto unificado de términos para describir la mayoría de los movimientos, aunque son necesarios otros más especializados para describir la singularidad de los movimientos, como los de las manos, los pies y los ojos.

En general, el movimiento se clasifica según el plano anatómico en el que se produce. La flexión y la extensión son ejemplos de movimientos angulares, en los que dos ejes de una articulación se acercan o se alejan. Los movimientos de rotación pueden producirse en otras articulaciones, por ejemplo el hombro, y se describen como internos o externos. Otros términos, como elevación y depresión, describen el movimiento por encima o por debajo del plano horizontal. Muchos términos anatómicos derivan de términos latinos con el mismo significado.

Rotación de la cadera

El movimiento, el proceso de desplazamiento, se describe con términos anatómicos específicos. El movimiento incluye el movimiento de órganos, articulaciones, extremidades y secciones específicas del cuerpo. La terminología utilizada describe este movimiento según su dirección en relación con la posición anatómica de las articulaciones. Los anatomistas utilizan un conjunto unificado de términos para describir la mayoría de los movimientos, aunque son necesarios otros términos más especializados para describir la singularidad de los movimientos, como los de las manos, los pies y los ojos.

En general, el movimiento se clasifica según el plano anatómico en el que se produce. La flexión y la extensión son ejemplos de movimientos angulares, en los que dos ejes de una articulación se acercan o se alejan. Los movimientos de rotación pueden producirse en otras articulaciones, por ejemplo el hombro, y se describen como internos o externos. Otros términos, como elevación y depresión, describen el movimiento por encima o por debajo del plano horizontal. Muchos términos anatómicos derivan de términos latinos con el mismo significado.