Swami satchidananda

Swami satchidananda

swami satchidananda león

Joshua Tree, CA – 30 de julio de 2018 – Al salir del escenario en el Festival de Woodstock de 1969, donde Sri Swami Satchidananda dio la invocación del evento a más de 400,000 asistentes, el renombrado líder espiritual le dio a Sridhar Silberfein su misión de crear un festival donde el enfoque fuera cantar los nombres de lo divino y llevar la conciencia superior a las masas. Cuarenta años más tarde, en 2009, Sridhar hizo realidad su misión, y en 2018 estamos encantados de celebrar los 10 años del Bhakti Fest.

Sacando todas las paradas para su 10º evento anual Bhakti Fest, los asistentes serán tratados con un discurso de apertura del líder de atención plena de renombre mundial, el Dr. Deepak Chopra M.D., cofundador JIYO.com, en su debut en el festival de yoga. El Dr. Chopra también dirigirá un taller sobre Los Sutras del Resplandor, junto con el Dr. Lorin Roche; participará en el panel de Superestrellas Espirituales con Jai Uttal, Shiva Rea y Prem Baba; y dirigirá una Meditación Global con el artista ganador del Grammy Krishna Das.

Otros artistas nuevos en los distintos escenarios del Bhakti Fest serán el hip hop sagrado de Sri Kala; la big band criolla de folk, blues, jazz, zydeco y soul de Andre Thierry; y el folkie global Mikey Pauker que dirigirá una actuación de Shabad el viernes al atardecer.

causa de la muerte de swami satchidananda

Fue autor de libros filosóficos y espirituales. Tuvo un núcleo de discípulos fundadores que recopilaron sus traducciones y comentarios actualizados de manuales tradicionales de yoga como los Yoga Sutras de Patanjali y el Bhagavad Gita para los lectores modernos.

Satchidananda nació como C. K. Ramaswamy Gounder en el seno de una familia Kongu Vellalar en 1914 en Chettipalayam, un pequeño pueblo de Coimbatore, cerca de Podanur, en el estado de Tamil Nadu, en el sur de la India. Sus padres le llamaban cariñosamente Ramu. Su padre, Sri Kalyanasundaram, era terrateniente y poeta. Su madre, Srimati Velammai, era profundamente espiritual. Su casa se convirtió en una sala de reuniones para poetas, músicos y filósofos. Los ascetas errantes y los hombres santos que pasaban por la zona se dirigían a su casa para recibir comida y alojamiento gratuitos. Su presencia influyó profundamente en Ramu[2]. Tras estudiar en la escuela de agricultura, Ramu trabajó en un negocio familiar de importación de motocicletas. A los 23 años se convirtió en gerente de la National Electric Works de la India. Fue gerente temporal del templo de Perur, donde conoció a su mujer[3]. Se casaron y tuvieron dos hijos. Siguió siendo vegetariano toda su vida, y escribió un libro titulado The Healthy Vegetarian (El vegetariano sano), retitulado desde entonces The Yoga Way: Alimentación para el cuerpo, la mente y el espíritu[4].

citas de swami satchidananda

Fue autor de libros filosóficos y espirituales. Tuvo un núcleo de discípulos fundadores que recopilaron sus traducciones y comentarios actualizados de manuales tradicionales de yoga como los Yoga Sutras de Patanjali y el Bhagavad Gita para los lectores modernos.

Satchidananda nació como C. K. Ramaswamy Gounder en el seno de una familia Kongu Vellalar en 1914 en Chettipalayam, un pequeño pueblo de Coimbatore, cerca de Podanur, en el estado de Tamil Nadu, en el sur de la India. Sus padres le llamaban cariñosamente Ramu. Su padre, Sri Kalyanasundaram, era terrateniente y poeta. Su madre, Srimati Velammai, era profundamente espiritual. Su casa se convirtió en una sala de reuniones para poetas, músicos y filósofos. Los ascetas errantes y los hombres santos que pasaban por la zona se dirigían a su casa para recibir comida y alojamiento gratuitos. Su presencia influyó profundamente en Ramu[2]. Tras estudiar en la escuela de agricultura, Ramu trabajó en un negocio familiar de importación de motocicletas. A los 23 años se convirtió en gerente de la National Electric Works de la India. Fue gerente temporal del templo de Perur, donde conoció a su mujer[3]. Se casaron y tuvieron dos hijos. Siguió siendo vegetariano toda su vida, y escribió un libro titulado The Healthy Vegetarian (El vegetariano sano), retitulado desde entonces The Yoga Way: Alimentación para el cuerpo, la mente y el espíritu[4].

templo de loto de swami satchidananda

Swami Satchidananda, el maestro de yoga y gurú cuyo mensaje de unidad espiritual dio consuelo a la generación de Woodstock y atrajo a seguidores desde Hollywood hasta Virginia, murió el lunes en la India. Tenía 87 años. El swami vivía en Yogaville, Va, El swami vivía en Yogaville, Va., una comunidad de 1.000 acres que fundó junto a las montañas Blue Ridge, cerca de Charlottesville, en 1979.Estaba en su sur de la India natal para intervenir en una conferencia sobre la paz cuando murió repentinamente a causa de un aneurisma torácico, dijo un representante de Yogaville.Traído a Estados Unidos en 1966 por el artista psicodélico Peter Max, el swami formó parte de una oleada de maestros hindúes en los años 60 y 70 que encontraron entre la juventud estadounidense una curiosidad por el misticismo oriental, la música y la meditación. Se le conoció como el «gurú de Woodstock» después de que inaugurara aquel festival musical que marcó una época en 1969 declarando que la música era «el sonido celestial que controla todo el universo».

Poco a poco, trasladó su base de operaciones de Sri Lanka a Estados Unidos y abrió sucursales de su Instituto de Yoga Integral en todo el mundo.Carole King es discípulaEntre sus discípulos se encuentran la cantante y compositora Carole King, que donó 600 acres a su ashram de Virginia; la pianista de jazz Alice Coltrane; y las actrices Diane Ladd, Laura Dern y Sally Kirkland. Otro adepto es el Dr. Dean Ornish, autor de best-sellers, que dijo que las enseñanzas del swami inspiraron su investigación y su programa para revertir las enfermedades del corazón a través de la dieta y la relajación.El swami era un hombre alto y delgado con una ondulante barba blanca y túnicas de color azafrán. Sus seguidores solían destacar su mirada penetrante y sobrenatural. «Cuando le mirabas a los ojos», recordaba recientemente Max de su primer encuentro con el gurú hace 36 años, «no había nadie más que un océano de amor».