Vashistasana

Vashistasana

Significado de vasisthasana

Si tuviera que elegir una postura de yoga favorita, una que fuera un poco extravagante pero que también me hiciera sentir increíble en cuerpo, mente y espíritu, sería ésta. Para mí, la Vashistasana B es la mezcla perfecta de fuerza, equilibrio y flexibilidad: en ella me siento firme, equilibrada, concentrada y, bueno, totalmente viva y presente.  Dicho esto, soy muy consciente de que no todos los alumnos disfrutan de esta postura: los problemas de hombros, la tensión en los isquiotibiales y la limitación de la rotación externa de la cadera pueden inhibir la fuerza y el movimiento aquí. Estos son mis mejores consejos y ejercicios para ganar soltura en Vashistasana B.

Supta PadangusthasanaEsta postura estira las caderas, los isquiotibiales, las pantorrillas, la ingle y los muslos. Túmbate de espaldas, envuelve una correa de yoga (o cualquier cosa que tengas que se parezca a una: cinturón, toalla, pañuelo, ¡sé creativo!) alrededor de la bola del pie derecho, luego extiende la pierna hacia el cielo, enderezándola tanto como puedas. Presiona el talón del pie hacia arriba y dobla los dedos del pie hacia ti para favorecer la longitud de la parte posterior de la pierna. Mantenga la postura durante 5-10 respiraciones profundas y luego cambie de lado.

Wikipedia

Obtén acceso ilimitado a clases de yoga, pilates y meditación que se adaptan a tu forma de sentir. Tanto si quieres relajarte antes de dormir como si quieres fortalecer tu cuerpo, y sea cual sea tu nivel de experiencia, tu etapa vital o tus aspiraciones, nuestro equipo de profesores te atenderá donde estés, tal y como eres.

Obtén acceso ilimitado a clases de yoga, pilates y meditación que se adaptan a tu forma de sentir. Tanto si quieres relajarte antes de dormir como si quieres fortalecer tu cuerpo, y sea cual sea tu nivel de experiencia, tu etapa de la vida o tus aspiraciones, nuestro equipo de profesores te atenderá donde estés, tal y como eres.

Verás las dos caras de la moneda a través de un diluvio de variaciones de vashistasana (plancha lateral) que se comparan con sus primos de posturas de pie. Practicaremos la versión de brazos extendidos, la postura del árbol, el medio loto, la vashistasana B y la kapinjalasana.

Vasisthasana 2

El yoga siempre ha sido una manifestación física de mi diálogo emocional interno. Esta semana me subí a la montaña rusa emocional y vi cómo mi práctica se alteraba con ella. Mi programa de yoga fue un poco como esto:

Segundo día: Vi algo justo antes de entrar en la sala de asanas que me hizo hervir la sangre. Inmediatamente pedí al profesor una clase de desintoxicación/liberación. Me encontré añadiendo Chaturangas y clavando paradas de manos y cualquier otra variación dura que pudiera reunir. Estaba un poco fuera de control, pero muy fuerte. Como una especie de bando de yoga liberado del infierno.

Tercer día: La noche anterior tomé demasiadas bebidas para adultos y me refugié en la esquina trasera de la sala con la esperanza de desintoxicar mi sistema. Una hora de asanas me pareció toda una vida. La postura del niño y la respiración lenta se convirtieron en mis mejores amigos. También lo fueron mi almohada y la jarra de agua en cuanto salí de la clase.

Cuarto día: Resolví problemas de larga duración que me permitieron tomar una exhalación muy necesaria. La práctica fue fuerte pero no perfecta, pero me encontré disfrutando tanto de mis logros como de los contratiempos. Todo se sentía bien porque todo era exactamente como debía ser. Sentí confianza en mí mismo y en la hoja de ruta del espíritu para mí.

Postura vasisthasana

La Vasisthasana (Postura de la Plancha Lateral) es un poderoso fortalecedor de brazos y muñecas que es tan alegre como hermoso. En la expresión completa de la postura, la pierna inferior se apoya en el suelo, la superior se eleva hasta quedar perpendicular al suelo y la parte superior del cuerpo se extiende y se eleva en una ofrenda del corazón.

Para llegar a la posición de plancha lateral, tienes que crear calor en la parte superior de la espalda, activar tu núcleo y hacer espacio en los isquiotibiales y las caderas. Si estás temblando, significa que lo estás haciendo bien: Esos temblores son una oportunidad para aprender a aceptar la incomodidad y concentrarse en mantener la postura desafiante.

Por qué nos encanta:    «Como alguien que no es fan de la mayoría de los equilibrios de brazos en mi práctica (que son muy pocos para empezar), realmente disfruto de Side Plank. En lugar de centrarme en la concentración del peso en un brazo, tiendo a pensar más en la elevación y el compromiso con mis músculos abdominales. Al centrarme en la elevación hacia el cielo -y girar la mirada hacia arriba-, tiendo a no centrarme tanto en la dificultad de la postura». -Ellen O’Brien, redactora del Yoga Journal