Virabhadrasana ii

Virabhadrasana ii

guerrero 2

El Guerrero II – Virabhadrasana II – es una postura de yoga de pie que mejora la fuerza, la estabilidad y la concentración. Recibe su nombre del guerrero mitológico hindú Virabhadra, una encarnación del dios Shiva. Virabhadra era una deidad alta, oscura y feroz, representada con mil brazos, pelo y ojos en llamas y con una guirnalda de calaveras.

Se trata de una postura de apertura profunda de las caderas que fortalece los músculos de los muslos y las nalgas. Tonifica el abdomen, los tobillos y los arcos de los pies. Esta postura también abre el pecho y los hombros, mejorando la capacidad respiratoria y aumentando la circulación en todo el cuerpo. También se sabe que es terapéutica para los pies planos, la ciática, la infertilidad y la osteoporosis.

Más que una postura física, el Guerrero II aumenta la capacidad de concentración. Al afinar la mirada, diriges tu mente con claridad e intención. Las distracciones desaparecen y tu energía se vuelve poderosa y enfocada.

No practiques el Guerrero II si tienes una lesión reciente de cadera, rodilla u hombro, o si tienes diarrea o presión arterial alta. Las personas con lesiones en el cuello no deben girar la cabeza para mirar la mano delantera (en el paso 10). Trabaje siempre dentro de sus propios límites y capacidades. Si tienes alguna duda médica, habla con tu médico antes de practicar yoga.

postura del guerrero 2

Virabhadrasana II (Postura del Guerrero II), que lleva el nombre de una feroz encarnación del dios hindú Shiva, pone a prueba la fuerza y la resistencia de los yoguis principiantes y avanzados por igual.  El Guerrero II es la segunda de las tres posturas dedicadas a Virabhadra.

Si mantienes la postura el tiempo suficiente, empezarás a sentirte tembloroso. Querrás levantarte y dar un respiro a tus piernas. Querrás bajar los brazos para dejar descansar los hombros. Pero como un verdadero guerrero, encontrarás la fuerza para mantener la postura.

Por qué nos encanta: «El Guerrero II es una de esas posturas que fortalece y enraíza a la vez que abre y alarga, una combinación poco frecuente. Me hace sentir como una diosa feroz, preparada pacientemente para la batalla. La forma en que abre mis caderas mientras fortalece mis piernas no se parece a ninguna otra postura, y es una de las que genuinamente espero en cualquier práctica… Me encanta que desde [esta postura] puedes moverte a casi cualquier lugar -rdha chandrasana (media luna), utthitha parsavakonasana (ángulo lateral extendido), guerrero I o III, o bajar a otro saludo al sol. Es una base de poder que te hace sentir como un guerrero de la luz». – Sahara Rose, autora de Descubre tu Dharma

virabhadrasana iii poses preparatorias

El Guerrero II, o virabhadrasana, es una postura de fortalecimiento que mejora la resistencia física y mental. Su capacidad para estirar la parte superior de las piernas y los tobillos, a la vez que expande el pecho y los hombros, la convierte en una postura fundamental para la mayoría de las prácticas de yoga basadas en asanas (posturas).

Aunque el Guerrero II es una postura fuerte, también requiere equilibrio y estabilidad. Aunque muchas historias sobre el origen de virabhadrasana II describen la forma de la postura como la posición que adoptó Virabhadra cuando sacó su espada para cortar la cabeza de su enemigo, cualquier estudiante que haya practicado la postura aprenderá que, aunque es feroz, también hay una suavidad dentro de las líneas físicas. La filosofía yóguica de sthira sukha, o de equilibrar el esfuerzo con la facilidad, puede aplicarse al practicar el Guerrero II. ¿Cómo puedes aprovechar tu espíritu guerrero sin perder de vista tu espíritu gentil y tu compromiso con la ahimsa, la no violencia?

Desde alargar la columna vertebral hasta estirar las piernas y calmar la mente, hay un poco de todo en parsvottanasana (parsh-voh-tahn-AHS-ah-nah) También conocida como postura de estiramiento lateral intenso o postura de la pirámide, esta forma es útil para encontrar el equilibrio mientras se estiran los isquiotibiales.

virabhadrasana 1 2 3

El Guerrero II es una de las posturas básicas del yoga, lo que significa que lo hacemos mucho y su alineación es la base de muchas otras posturas. Para entender bien el Guerrero II, tenemos que hablar de la alineación de las caderas y de cómo difiere del Guerrero I. La versión corta y dulce es que en el Guerrero I, tu pelvis mira hacia el frente de la esterilla mientras que en el Guerrero II, tu pelvis mira hacia el lado de la esterilla. Si esto suena confuso, tenemos una guía en profundidad sobre la alineación de la cadera con ejercicios prácticos para ayudarte a sentirla.

Las posturas de pie se construyen desde la base, por lo que vamos a centrarnos especialmente en los cimientos, empezando por los pies y las caderas, y subiendo luego a los hombros, los brazos, el cuello y la cabeza. En una clase, es posible que no tengas tiempo para repasar cada uno de estos pasos tan meticulosamente, por lo que es una buena idea tomarte de vez en cuando el tiempo necesario para reafirmar la alineación en la memoria muscular de tu cuerpo. Luego, cuando la postura surja en un flujo, puedes entrar en ella con una serie de pequeños autoajustes.